info@yosoyvenezolano.com

La arepa de Maíz Pilao

arepamaizpilado

La foto es de la arepa de maíz pilao que se hace en la mejor cocina venezolana de New York en el Cocotero de mi gran Amigo Luis Quintero o “Lucho Moronta Than kiu”

Claro que la Arepa es muy Venezolana , amig@s de Yo soy Venezolano en Europa, en la madre patria España después que me incluyeron en la lista de los chef más importantes del mundo, a toda honra y humildad, solo me queda celebrar a Venezuela, por eso traigo la receta de la Arepas de maíz pilao.

Es un placer para mí presentarles esta receta sencilla que enaltece nuestra cultura y nuestra identidad como Venezolanos. La gran mayoría de los chef venezolanos no las hacen, yo las incluyo de una forma u otra en todos mis menús. Arepas de Maíz pilao, tan ricas que no hay persona que no las disfrute, y con ese nombre pilao, me suena a pilón y me recuerda la canción :

 

“ Io, io…Dale duro a ese pilón Io, io…Que se acabe de romper Io, io…En el monte hay mucho palo mi papa lo sabe hacer. Ya me duele la cabeza, de tanto darle al pilón, que es pa’ engordar un cochino y comprarme un camisón. Si por tu marido es, Cógelo que allá te va, un camisón de cretona no me lo ha llegado a dar. Allá arriba en aquel cerro, ta’ un matrimonio civil, se casa la bemba e’ burro, con el pescuezo e’ violín. Allá va la cara e’ diablo, de corazón de demonio, que tiene la lengua negra de levantar testimonios. Yo no quiero hombre casa ‘o, porque ‘jiede’ a mata dura, yo quiero uno solterito, que huele a piña madura. Y la zoqueta se cree, que todo se lo merece y vive en un pe’azo e’ rancho que el viento se lo estremece.”

 

Canción tan venezolana como la arepa de maíz, con relación a su producto primario el maíz, también llamado nuestro oro de las Américas, sobre el cual dice la leyenda:

 

“Quetzalcóatl descubrió que una hormiga cargaba un grano de maíz. La siguió, porque quería regalarnos la planta, y así descubrió su origen subterráneo. Encontró el lugar en que se depositaba todo el maíz, aún cerrado para los hombres. Para abrirlo contó con el apoyo del principal de los dioses de la lluvia, Nanahuatzin, quien lanzó su rayo sobre la montaña para que brotaran de ella los mantenimientos. Sus hermanos, sin embargo, aprovecharon su confusión para llevarse los depósitos a los cuatro extremos de la tierra, cada uno con su propio color. Con astucia, Nanahuatzin recuperó su autoridad sobre sus hermanos y les enseño a cultivar el maíz, para que se encargaran de abastecer a todos desde los cuatro extremos de la tierra.” Esta historia sigue siendo contada hasta hoy en versiones propias de cada pueblo indígena de México.

 

Hoy les traigo La Arepa Venezolana de maíz pilao, las páginas amarillas dan una excelente descripción de este manjar, porque hablar de la Arepa, es hablar de Venezuela. En ellas se cita que es parte de nuestra cultura y de la mesa de cada día, es nuestra expresión culinaria más autóctona, es el benefactor pan nuestro de cada día.

 

La arepa es una expresión nacional, que en cualquier ciudad de Venezuela puede encontrarse. Su preparación se remonta a nuestros ancestros indígenas, que sembraron, recolectaron y procesaron el maíz. Es el resultado de una masa hecha de maíz cocido y molido, los indígenas, lo molían entre dos piedras lisas y llanas y luego creaban pequeñas bolas que asaban en un “aripo”, (especie de plancha un poquito curva fabricada en barro, que se utiliza para la cocción, también conocemos una variación de éste como “budare”) del nombre de este utensilio deriva la palabra “Arepa”, en la actualidad se utilizan planchas y parrillas de hierro para asar las arepitas en casa o restaurantes, aunque se puede encontrar aún el aripo de barro.

 

La arepa es leal compañera del venezolano y se la puede encontrar en la más honorable mesa, así como en la más humilde, en cualquier esquina de la ciudad, ó en el más pequeño de los pueblos, en restaurantes y casas, ó en las abundantes areperas de las diferentes ciudades venezolanas. La arepa es la reina de nuestros desayunos, y a su vez excelente acompañante de primeros platos en almuerzos y cenas, es fiel compañera de nuestros platos nacionales.

 

La arepa se muestra con características distintas en las diferentes regiones del país, pero en esencia es la misma y singular arepa. Las muy finitas las llaman “telitas” y son típicas de la región andina, las gorditas y abombaditas, se acostumbran a preparar en la región central; grande, sean fritas ó asadas, usualmente se encuentran en oriente. Se preparan arepas de chicharrón, y arepitas dulces que tienen un ligero sabor anisado, se hacen arepas “peladas” con cenizas, que se encuentran principalmente por el occidente del país.

 

Se suelen comer rellenas con queso y mantequilla, carne mechada ó asado, con jamón ó con casi cualquier cosa que se le pueda ocurrir. Una arepa recién asada rellena con un queso llanero de Apure ó un jugoso queso guayanés, trae la gloria al paladar del que la prueba; Acompañada con suero de leche, con perico (revoltillo de huevos con cebollas y tomates, aromatizados con diferentes especies ó hierbas según la región del país) que tanto gusta a los venezolanos, ó caraotas fritas y carne mechada, se obtiene un desayuno maravillosamente típico.

 

Espero sea de su agrado y señoras y señores a hacer sus arepas y a presentar algo diferente a sus comensales en la mesa. Ami@s pongan a un lado la harina pan y este fin de semana hagan sus Arepas de Maíz Pilao.

 

Arepa de maíz pelado

 

2 kg. de maíz pilado, seco y previamente seleccionado
10 tazas de agua
2 1/2 cdita. de sal
1 1/3 tazas de agua para amasar
1 cda. de aceite para engrasar el budare

 

Preparación:

 

Esta receta alcanza para 12 arepas.

 

Se cocina previamente el maíz para que esté frío a la hora de molerlo y preparar la masa. Para cocinarlo se extiende y limpia con cuidado, quitándole los sucios y pedacitos de cáscara. Luego se coloca en un recipiente y se lava con abundante agua, moviéndolo con las manos hasta que el agua salga clara. En una olla sin tapa se ponen a hervir las 10 tazas de agua con el maíz, durante 20 ó 25 minutos dependiendo del tamaño del grano o de su entereza. Se revuelve esporádicamente, para que los granos no se peguen del fondo.

 

Posteriormente se retira del fuego y se escurre el agua, agregándole agua fresca hasta alcanzar el volumen original. La consistencia adecuada del maíz después de cocido es blando por fuera y duro en el centro. Para molerlo se lava nuevamente, escurriendo y despojándolo de las partes oscuras y los restos de cáscara, y se introduce en un molino manual o eléctrico. Una vez lista la masa se le agrega la 1 1/3 taza de agua y las 2 1/2 cucharadas de sal, disueltas en ésta. Se procede a amasar hasta lograr un consistencia suave y compacta.

 

Este proceso puede durar entre 5 y 10 minutos. Cuando esté listo el amasado ponga el horno a precalentarse a 350º, igualmente si va a utilizar el budare la plancha central de la cocina. Forme 12 bolitas de 5 centímetros de diámetro y aplástelas con las palmas de las manos, dándoles forma circular. Una vez moldeadas todas las arepas y bien caliente el horno o el budare, engráselo con aceite y acomode las arepas una a una.

 

Se dejan cocinar cinco minutos por cada lado y se pasan a una parrilla, en donde se dejarán tostar aproximadamente durante 15 minutos. Posteriormente se les dan unos golpecitos con los dedos, cuando escuche un sonido hueco, las arepas están listas. Se retiran del fuego y se dejan reposar envueltas en un paño limpio durante 2 ó 3 minutos. Las arepas de maíz pilado se pueden comer rellenas con jamón, queso blanco o amarillo, caraotas, carne o atún, entre otros acompañantes.

 

Pueden encontrar más en este excelente artículo de estampas

 

Acerca del autor
Carlos La Cruz Nació en Caracas, es el autor de “Bitácora Gastronómica de Venezuela” . Posee más de 20 años de experiencia en la industria de la hospitalidad en la ciudad de Nueva York. Y ha sido reconocido tres veces como latino destacado en la creación de negocios, restaurantes y clubs en esta ciudad.
  1. Guadalupe Morales Reply

    Excelente llevar durante tanto tiempo no país en alto.

  2. Guadalupe Morales Reply

    Excelente llevar durante tanto tiempo nuestro país en alto.

Deja una respuesta

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies