info@yosoyvenezolano.com
arepas en espa単a

Buñol, la Suiza valenciana

 

buñol-107Esta leyenda tuvo lugar en Valencia, hace muchos muchos años, en un lugar llamado Buñol…

Rodeado por hermosas Sierras y los ríos Juanes y Buñol, al subir por los macizos de las montañas, más allá de las faldas del Alto Mulet, en la parte alta de la Cueva de Turche, existe una escalera de peldaños desiguales grabados en la propia roca, conocida como la Escalera de Turche.

Abdul Ben-Atul-Orum, el Señor de Buñol, valeroso, prudente y sagaz, era culto y sentía afición por la historia y geografía, literatura y escribía poemas. En los escasos tiempos que le concedía sus obligaciones de gobernante y guerrero gozaba con los libros.

Pero para Abdul Ben-Atul-Orum, su mayor desvelo era su hija Yaisa, educada con el mayor esmero de un sabio cautivo, cuyo rescate le había costado al Señor de Buñol una gran fortuna, su nombre era Malba Tahan. Tanto amaba a su hija que le construyó una torre unida a su palacio por un largo y secreto pasadizo.

Malta Tahan enseñó a Yaisa historia, geografía, religión, arte y la ciencia de la magia. Con tanta cultura y una bella apariencia, Yaisa tenía gran cantidad de pretendientes entre los caballeros de su edad; a pesar de eso Yaisa era una mujer melancólica, soñadora y metida en sí misma, por esta razón su padre quiso distraerla y pensó que lo mejor sería llevársela de viaje con él. Recorrieron las cortes de Valencia, Sagunto, Játiva y Denia, y el Señor de Buñol pudo ver como la presencia de su hija Yaisa levantaba pasiones y tempestades de amor. Tuvo numerosos pretendientes, pero Yaisa a todos los rechazaba y deseaba volver a su torre solitaria.

Su padre, sumido en gran preocupación notó que el maestro de su hija actuaba de igual forma sumido en una profunda tristeza y abstracción, así que un día le obligó a que le contase la causa de tal estado. El Maestro le contó: Alá te guarde ¡Oh noble Abdul!, la causa de nuestra melancolía obedece a varias razones. En mi caso, me siento cada día más viejo, se me acaba la vida y quisiera volver a mi amado Tetuán para acabar mis días en la tierra que nací. En cuanto a Yaisa, necesita llenar su alma de amor, pero es tan inteligente y domina tantas artes y ciencias del mundo, que es superior a quienes la rodean, por lo tanto no siente ilusión por ninguno de ellos, el ideal de Yaisa no existe, pero no se resigna a vivir sin él. Abdul lo habló con Yaisa, pero esta se negó a dejar ir a su profesor hasta que le enseñara su último gran secreto. Yaisa descubrió una escalera labrada en piedras que conduce a un castillo encantado. Los peldaños no fueron hechos para mortales por lo que subir por ellos es una tarea imposible, pero había otra forma, y ese era el secreto del gran maestro. Abdul exigió que le transmitiera el secreto a su hija, y el maestro le advirtió que podría quedarse encantada toda la eternidad si algo salía mal. A media noche llegaron todos a al pie de la escalera, el viejo mago ya estaba allí.

Después de leer un antiguo libro se escuchó un estruendo en el interior de la tierra y se abrió una grieta enorme en la montaña por donde entraron al magnífico palacio. Después de una hora padre e hija volvieron a la salida ante el silbido del mago. El maestro entregó a Abdul el libro mágico y quedó liberado, pudo irse a su tierra natal, Tetuán. Un día, pasados los años Yaisa desapareció y su padre empezó su búsqueda. Abdul intuía donde podía estar su hija, así que montó su corsel y llegó a la escalera de Turche. Dentro de la tierra escuchó un quejido, por lo que mandó a los servidores que derribasen la escalera y abrir la montaña, pero mientras más hacían esto, la voz se escuchaba más y más lejos. Buscó al maestro para que le ayudara, porque pensó que solo la magia podría hacer algo. Le encontró en su lecho de muerte, y sus últimas palabras fueron que su magia era impotente para desencantar a Yaisa. Sumido en el dolor, murió de pena de regreso en altamar. Dicen los viejos del pueblo que las lamentaciones de Yaisa se siguen escuchando cuando llega la noche. Aguarda a que un simple mortal se acerque a ella para desencantarla. Posiblemente sus lamentaciones sean en vano y Yaisa permanecerá encantada durante toda la eternidad y los vecinos de Buñol seguirán escuchando sus lamentos.*

Muchos son los sitios que visitar en este municipio de la Comunidad Valenciana. Os recomiendo por ejemplo no perderse el Castillo de Buñol, una magnífica fortaleza intacta ante el paso del tiempo. Llama la atención su espectacular Castillo Medieval del siglo XIII, situado entre la fosa del Rio Buñol y el Barranco de Borrunes. El Castillo fue construido durante la dominación árabe, sufrió numerosas reformas y ampliaciones tras la conquista cristiana. En el siglo XIX fue ocupado por familias que construyeron viviendas dentro. También la Iglesia de San Pedro Apóstol (1790). Les recomiendo hacer la escalada al Alto Jorge, aproximadamente unos 600 metros a través de la Fuente del Roquillo para deleitarse de las fantásticas vistas de Buñol y sus alrededores. La calle del Trinquete, Castaños, Gravina, Mallorquines… angostas y empinadas. Su fascinante cementerio civil-masónico de Buñol único en Europa, también debe ser visitado y la cantidad de parajes naturales que existen en tan rico municipio.

Por supuesto la visita obligada a la Cueva de Turche, un lago y una cascada desde lo alto del cortado de rocas, un espectáculo natural único. Y como no, hay que visitar allí mismo las escaleras de Turche, a ver si escuchamos los lamentos de Yaisa y quedamos también encantados en tierras valencianas.

* historia original de Emilio Estellés Zanón de su libro Mitos y Leyendas de la Hoya de Buñol.

 

 

Acerca del autor
Sonsoles García-Rendueles Soy la muestra de la mezcla de culturas y la aceptación fresca y libre de la diversidad de costumbres… Mamá 2.0, publicista, comunicadora, viajera, social media addict y blogger…

Deja una respuesta

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies