info@yosoyvenezolano.com

Erotismo

Como dice en internet la pagina de WIKIPEDIA en su definición sobre la palabra y el significado de erotismo:

arelisguaramato“Es una palabra formada a partir del griego que se designaba al amor apasionado unido con el deseo sensual. Tal sentimiento fue personificado en una deidad: Eros…connota y denota a todo lo relacionado con la sexualidad y no simplemente con el acto sexual físico sino también todas sus proyecciones. De este modo el erotismo puede observarse en combinación con la libido, término más usado por el psicoanálisis de tipo freudiano. El adjetivo erótico nos indica que el tema a tratar está relacionado con el sexo dependiendo del sustantivo al que califica. Tenemos, por ejemplo, la pintura erótica o la moda erótica.”

Esta definición esta clara y  sencilla sobre la palabra erotismo, así como  la utilización tan demandada de su adjetivo en lo avatares de lo que nos induce al placer. Es interesante acotar que no solo existe esta definición, ya que su manifestación y  expresión cultural va a variar entre occidente y oriente. Me explico, la perspectiva de lo erótico, se manifiesta de forma distinta, entre culturas.

Para este caso según estudios que he realizado en años anteriores a esta publicación, el sentido del erotismo bajo la perspectiva y manifestación cultural oriental es distinto en relación a nuestra cultura occidental. Se tiene como parámetros la definición e integralidad del cuerpo como un todo, así como en el ámbito de lo sensual, que está unido a la expresión universal de lo que es su energía. Y para contribuir en el proceso de dar y recibir energía,  comparto un poema erótico  de mi autoría:

PIEL MORENA

Bien. Siéntate. Ponte a gusto en el sofá. Te estaba esperando. Es tarde, muy tarde, no se cuanto tiempo ha pasado, pero sé que vendrías. En algún momento.

Pienso que solo al recordarte y al imaginar que vendrías se me pone la carne de gallina, el escalofrío que recorre mis piernas, sube a mi columna y alcanza mis pezones, me va a despertar, esas ganas dormidas

Si te invito a que vengas a mí en esta oscuridad, seguro que lo aceptarías, -sin lugar a dudas- sintiendo esa manera que tienes de acercarte: así despacio, muy despacito, sin dejar tiempo al titubeo del tiempo, ni al posible arrepentimiento.

Eres así, inefable, determinado y paciente, como el cuento del ratón, que ha decidido jugar con su presa. Lo inexacto es que aquí, ahora, en esta situación no existe presa, sino ratones, dos, quienes han decidió acercarse, lentamente, sinuosamente, cada quien en ese juego de sentirse muy suavemente, pero así, con la piel dolida y ávida de comenzar.

Ya sumergidos a este punto, sé que ansias mas palabras, que te mueva para más ganas, y yo solo quiero que vengas por mas…

Hasta el próximo contacto.      Arelis Guaramato. Email: sexoycontrol@gmail.com

Acerca del autor

Deja una respuesta

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies