info@yosoyvenezolano.com

La Sinfónica Nacional Infantil tomó La Scala de Milán

la scala milanLa residencia artística del Sistema en Milán continuó hoy con el debut de la Orquesta Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela en el Teatro alla Scalla.

Después de meses de preparación, de recorrer el país para foguearse, de horas de ensayo y estudio, finalmente, la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela debutó este viernes, 21 de agosto de 2015, en el Teatro alla Scala, en Milán, con un concierto en el que sus integrantes interpretaron una pieza de Stravinsky. “No tengo palabras para describir lo que sentí en el escenario cuando los niños lograron interpretar la obra con precisión”, decía Jesús Parra, joven venezolano que dirigió el concierto, junto a Gustavo Dudamel.

Hoy, el Teatro alla Scala se llenó con un público heterogéneo. Adultos, jóvenes y niños se acomodaron en las butacas y los balcones de uno de los templos de la música académica. Cuando aparecieron los 202 niños en la sala, comenzaron los aplausos y las expresiones de asombro: “molto piccolos”.

Seguidamente apareció, batuta en mano, Parra, quien en Salzburgo también se encargó de conducir a la selección de la SNIV que participó en la residencia artística del Sistema en el festival de esa ciudad. El concierto comenzó con la interpretación del Scherzo fantastique, de Stravisnky. Parra volvió a alzar la batuta y la orquesta comenzó a tocar la Suite del ballet Estancia, de Alberto Ginastera.

Luego del intermedio, Gustavo Dudamel tomó la batuta para dirigir la Sinfonía N 4, de Tchaikovsky. Fue una hermosa interpretación, cada solo fue ejecutado con precisión y la orquesta se movía con los compases de la obra.

En medio de la algarabía, aparecieron en el escenario los tres talentosos niños del ensamble Alma Llanera de la SNIV, quienes, a ritmo de cuatro y maracas, interpretaron un popurrí en el que mezclaron Nabucco y la Tarantella con obras del folclore venezolano. Dudamel cedió la batuta a José Luis Alvaray, percusionista de la SNIV, que se encargó de conducir la Obertura de Guillermo Tell y de este modo se convirtió en el director más joven en presentarse en el Teatro alla Scala.

El cierre del estreno de la orquesta en la Scala de Milán fue al ritmo de unas de las composiciones que ya son sello del Sistema: el Mambo, de Bernstein. Con los instrumentos en alto los niños recibieron más aplausos.

 

Fuente: El Universal

Acerca del autor
Nuestra misión es enarbolar nuestro gentilicio en el mundo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies