info@yosoyvenezolano.com
restaurante venezolano en madrid
Canel Rolls

El Festival es el panteón del rock

images-stories-eventos-denoche-caramelos-nuevasbandas-300x201Los ganadores hablan acerca de su experiencia en el Festival

Caramelos de Cianuro participó en el evento en el año 1992, cuando solo era una exhibición de bandas emergentes del rock venezolano

Ya se empiezan a afinar las guitarras eléctricas y se conectan los amplificadores. El 24 y 25 de julio el rock tomará Caracas en la vigésima edición del Festival Nuevas Bandas, que se llevará a cabo desde las 10:00 a.m. en la sala Cabrujas de Los Palos Grandes.

 

Desde sus inicios, diez bandas han conocido la fama y se han proyectado como nuevos talentos de la escena rockera.

Rodrigo Gonsalves, voz y guitarrista de Viniloversus, grupo ganador en 2006, considera que fue de gran apoyo su triunfo en la contienda. “Creo que haberlo ganado fue el trampolín, el comienzo. Cuando nosotros nos metimos en el Festival no estábamos seguros de si dedicarnos a la banda era lo que queríamos, y creo que el único y verdadero regalo que nos dio el Nuevas Bandas fue empezar a tomarnos las cosas en serio”.

El guitarrista Miguel González, de Caramelos de Cianuro, mejor conocido como “el Enano”, edita y dirige actualmente un documental sobre la historia del Festival Nuevas Bandas, en el que participó en 1992.

“En ese entonces no era concurso, era una exhibición de bandas. Éramos superniños y creo que lo que favoreció a nuestra propuesta fue que era la más distinta a lo que estaba pasando musicalmente en el país”, dice refiriéndose a que en la movida local lo que predominaba eran sonidos similares a los de la banda Soda Stereo, mientras que Caramelos de Cianuro estaba influenciada por el rock estadounidense y europeo.

“A todo el mundo se le volaron los tapones al ver a cuatro carajitos con cresta y cantando en shores y sin franela mientras todos tocaban en flux y pantalón. Reventamos la liga”, apunta.

Ninguno de los dos discute la proyección que proporciona el Festival tanto a las bandas ganadoras como a las participantes, pero para el cantante de Los Mentas, Juan Olmedillo, conjunto que se impuso en 1999, es obvio que también los vencedores deben poner de su parte. “El Festival te pone en la palestra, es como una vitrina al mundo, pero depende de uno si lo aprovecha o no”, advierte.

A juicio de Olmedillo, los participantes deben hacer un esfuerzo por dejar su sello en la movida rockera criolla. “El Nuevas Bandas es muy beneficioso para quien lo gana, siempre y cuando a partir de ahí haga algo extra, porque he visto bandas que han ganado y se disuelven o no hacen nada y se quedan como esperando que algo suceda mágicamente por efecto del Festival, cosa que no va a pasar”, sentencia.

Y Jean Carlo de Oliveira, vocalista fundador de Candy 66, corrobora la influencia del Festival Nuevas Bandas para el ámbito rockero del patio.

“Es el evento más grande que hay en el país. De hecho, el año que no lo hicieron -en 2005- la agenda rockera estuvo bastante apagada desde el punto de vista de producción de conciertos en el interior, porque muchos productores se fijan en lo que hacen los grandes y como la Fundación es uno de los grandes siempre es importante que esté”.

De Oliveira califica de determinante su paso por el evento. “Fue positivo en nuestra carrera y agradecemos la oportunidad que nos dio y que les da a todas las bandas”, subraya.

Ahora llegó el turno para darle paso a talento emergente y a bandas que marcarán nuevas pautas en el rock criollo.

Fuente: EUD

Acerca del autor

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

*