info@yosoyvenezolano.com
arepas en espa単a

Tomás Ramírez, un chef de comida venezolana que deleita a los paladares españoles

Tomás Ramírez | Comida Venezolana

Tomás Ramírez , Chef del restaurante Avila en Madrid

(Noé Pernía – Yo Soy Venezolano) “Cada plato tiene que recordar el calor de tu familia”, es el eje de la filosofía culinaria de Tomás Ramírez, otro inmigrante que se abre paso en el mundo culinario de España. Caraqueño y fanático del Real Madrid, amante del boxeo, este venezolano de veintiocho años es periodista egresado de la Universidad Central de Venezuela. Fue reportero de la crónica roja en el diario El Universal hasta que decidió emigrar hacia al mundo de los aromas y sabores más agradables del arte y la industria culinarias. Trabaja en un nuevo restaurante de Madrid, el Ávila Gourmet, de una venezolana y su socia española que acaba de abrir en diciembre de 2013.

Noé Pernía: Siendo periodista, ¿cómo fue que cambiaste una libreta de notas por una sartén?

Tomás Ramírez: Ahora anoto recetas en la libreta [risas]. La pasión por la cocina comenzó desde la adolescencia cuando veía programas como Sabor y Sazón o el del gran Ángel Lozano. Años después comencé a hacer recetas que me enseñó una de mis abuelas y como me di cuenta de que gustaba lo que preparaba, decidí formalizar mis estudios de cocina en paralelo a mi ejercicio profesional.

Noé Pernía: ¿Hay algo que empariente al periodismo de sucesos con el arte culinario?

Tomás Ramírez: No mucho.

Noé Pernía: Trabajaste en El Universal, uno de los periódicos de mayor prestigio en Venezuela, ¿cómo lograste entrar allí?

Tomás Ramírez: Una amiga me comentó que había una plaza disponible en el área de sucesos. Nunca se me pasó por la cabeza cubrir esa fuente porque siempre me gustaron los deportes. Tras un arduo proceso de selección, me eligieron. Fue una experiencia súper enriquecedora porque pude conocer espacios en Caracas que nunca imaginé que existían.

Noé Pernía: ¿Recuerdas el primer crimen que te tocó cubrir?

Tomás Ramírez: Sinceramente, no. Llegué a ver tantos cadáveres, en tantos sitios distintos, que tengo algunas lagunas.

Noé Pernía: De las noticias que llegaste a cubrir, ¿cuál o cuáles te dejaron huella y por qué?

Tomás Ramírez: Sin duda, la que me marcó fue el desalojo de la cárcel de La Planta, en Caracas. No solo porque vivía cerca del sitio donde ocurrieron los hechos, o porque aspiré bombas lacrimógenas y tuve que tirarme al piso por los tiroteos, sino porque cubrí el hecho desde sus inicios hasta su resolución. Además me impresionó mucho ver tantos jóvenes dentro de ese penal, sin mucha esperanza de salir del mundo delictivo a causa del deplorable sistema judicial venezolano.

Noé Pernía: ¿Qué te llevó a tomar la decisión de dejar Venezuela?

Tomás Ramírez: Por la dificultad de conseguir vivienda y por la creciente inflación. Es bastante difícil independizarse en Venezuela en esas condiciones.

Noé Pernía: Llegaste en plena crisis española, ¿cómo has podido sortearla?

Tomás Ramírez: Por la gracia de Dios trabajo no me ha faltado desde que llegué. Así que por ahora no he  tenido problemas con la crisis.

Noé Pernía: Dicen que quienes de Venezuela emigran a Europa es porque tienen claro que no regresarán más al país, ¿estás de acuerdo?

Tomás Ramírez: No me sabía esa pero es muy probable. Europa tampoco es fácil, pero las condiciones duras hacen que uno valore más lo que tiene y asiente raíces profundas aquí.

Noé Pernía: ¿Cuál ha sido la situación más difícil de superar aquí?

Tomás Ramírez: La soledad.

Noé Pernía: ¿Qué extrañas de Venezuela?

Tomás Ramírez: La playa.

Noé Pernía: ¿Qué es lo que más te gusta de España?

Tomás Ramírez: La tortilla, las naranjas y el fútbol.

Noé Pernía: ¿Volverías a Venezuela

Tomás Ramírez: En este momento no me lo he planteado.

Noé Pernía: ¿Cómo llegas al “Ávila Gourmet”?              

Tomás Ramírez: Algo de suerte. Un amigo de un amigo, sabes. Me puso en contacto con los socios que buscaban a un cocinero venezolano. Luego de una degustación comenzamos a trabajar.

Noé Pernía: ¿De quién aprendiste la cocina venezolana?Tomás Ramírez: La verdad es que no me interesaba mucho la comida venezolana hasta que comprendí la dificultad, el valor y la cantidad de sabores que tiene nuestra cocina en la academia donde estudié. Ahora pruebo los platos que hago y me recuerdan a los que preparaban mis abuelas. Muchos comensales han confesado que los platos se parecen a la sazón de sus madres. Ese es el mayor halago que pueden hacerle a un cocinero.

Noé Pernía: ¿Cuál es tu especialidad?

Tomás Ramírez: No he pensado en eso. Puedo decir que gustan mucho la carne mechada, el asado negro y el pernil.

Noé Pernía: ¿Has intentado fusionar platos o estilos?

Tomás Ramírez: He tratado de usar productos locales para que el español no sienta la cocina venezolana tan distante. A decir verdad, nuestra cocina es hija de la española en muchos aspectos, pero nosotros le imprimimos más sabor a los platos. Un ejemplo de ello son los buñuelos.

Noé Pernía: ¿Qué es lo más importante para ti a la hora de presentar un plato?

Tomás Ramírez: Más allá de lo visual, considero que en el contexto de la cocina de la diáspora, si cabe el término, lo más importante es presentar un plato que te recuerde al sabor y calor de tu familia. Que la sazón sea genuina. Que te mueva los sentimientos.

Noé Pernía: ¿Tú crees que los platos venezolanos tienen suficiente popularidad entre la oferta culinaria española?

Tomás Ramírez: Bastante. Solo es necesario saber fusionar los sabores a los que están acostumbrados los españoles.

Noé Pernía: ¿Qué plato venezolano es el más extraño o el que menos convence al comensal español?

Tomás Ramírez: Por ahí hay una leyenda que dice que el realista Pablo Morillo repudiaba las arepas. No ha sido el caso nuestro. Ese plato ha gustado mucho, por la presentación y los rellenos que empleamos. Creo que el público español ha sido muy receptivo con la comida venezolana.

Noé Pernía: ¿Y cuál es el que tú ves que les atrae con mayor frecuencia?

Tomás Ramírez: Son adictos a las empanadas y a la guasacaca [risas].

Noé Pernía: ¿Te gustaría tener tu propio restaurante?

Tomás Ramírez: Sueño con tener un catamarán, hermano. Un catamarán restaurante.

Noé Pernía: ¿Cómo te llamamos: chef o cocinero?

Tomás Ramírez: Cocinero, compadre, porque las “chefas” son las dueñas y las otras dos mujeres que trabajan conmigo. He llevado más palo que gata ladrona [risas].

Noé Pernía: ¿Tienes planes a futuro dentro de la industria gastronómica o te irías hacia otras áreas?

Tomás Ramírez: La verdad es que me gustaría perfeccionarme cada día más como cocinero. También sería ideal poder combinar mis dos pasiones: la gastronomía y el periodismo. Sería más benevolente con los cocineros en mis críticas porque ahora sé lo duro que es estar de este lado de la noticia.

 Noé Pernía: ¿Qué cosas crees que unifican más al espíritu venezolano en el exterior, aparte de su cocina tradicional?

Tomás Ramírez: Al venezolano le gusta estar informado. La mayoría de las personas que se han ido del país es profesional. Creo que lo que ocurre allí mantiene unida a la diáspora porque nos enteramos y preocupamos por lo que pasa en la actualidad.

 Noé Pernía: ¿Te atreverías a inventar algún plato a partir del estilo venezolano?

 Tomás Ramírez: Digamos que he experimentado un poco. He hecho un par de platos para presentar algo distinto, como unos buñuelos de batata y naranja o el risotto pabellón. Lo que más me apasiona de la cocina es la parte creativa. Sin embargo, por ahora nos mantendremos en lo tradicional.

Acerca del autor
Noé Pernía es periodista e investigador con amplia experiencia en medios de comunicación. Orientado hacia los proyectos audiovisuales y digitales, la difusión cultural y la docencia. Actualmente se desempeña como productor y corresponsal para Iberoamérica en España, Italia y El Vaticano.
  1. Deivis Ramírez Miranda Reply

    Tomás, me alegro mucho de tu crecimiento profesional como chef o cocinero (elige tú el término).
    Sé que eres un joven muy brillante y emprendedor, eso es importante. Me alegró mucho leer esta entrevista, que compartí con Jorge. Desde tu tierra te mando muchos éxitos y buena vibra.

    Ahh! y hay que probar esos platos. Este año pasaré por allí. Un abrazo, Deivis.

  2. Tamara Reply

    Orgullosa me siento….una buena sorpresa para alegrar estos dias. Te quiero mucho. Exito!!!!

  3. Aníbal Reply

    Felicitaciones Tomás. Es un orgullo que puedas destacar en dos profesiones, cuando hay muchos que no pueden con una sola. Sigue así. Saludos. Aníbal

  4. sofas Hostelería Reply

    He leido vuestro articulo con mucha atecion y me ha parecido ameno ademas de bien redactado. No dejeis de cuidar este blog es bueno.
    Saludos

Deja una respuesta

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies