info@yosoyvenezolano.com
arepas en espa単a

La consagración de María Ginestá, heroína de la Guerra Civil española

Maria Ginestá

Maria Ginestá Barcelona en el hotel Colon de Barcelona

María Ginestá, huyendo de las guerras y las dictaduras fue cabalgando países, incluyendo a Venezuela, como el personaje central de La Consagración de la Primavera de Alejo Carpentier

(Noé Pernía – Yo Soy Venezolano) Huyendo de las guerras y las dictaduras fue cabalgando países, incluyendo a Venezuela, como el personaje central de La Consagración de la Primavera de Alejo Carpentier. Este 29 de enero, María Ginestá (1919–2014) hubiese cumplido los 95 años pero falleció en París a los 94. El siglo no le concedió el honor de portar la medalla del centenario, edad venerable que sí han cumplido muchos de los testigos más polémicos de la historia europea contemporánea: la cineasta Leni Riefenstahl (1902–2003) o el filósofo Hans-Georg Gadamer (1900–2002).

María fue periodista, traductora y miliciana, es decir, integró las filas republicanas que combatieron contra Francisco Franco. Marcó un momento sublime de la Guerra Civil española (1936–1939) gracias a una imagen legendaria. El chispazo oportuno de un fotógrafo enamorado la retrató gallarda, bella y altiva con el fusil al hombro en la azotea del Hotel Colón de Barcelona pocos días luego de haber comenzado la tragedia. La pose es de postal con la Sagrada Familia de fondo y más atrás algunos trazos de la costa mediterránea, un encuadre que narra la poesía y la inocencia de esos primeros días de la guerra, nada qué ver con la foto de Cartier Bresson que captó a un miliciano cayendo de espaldas y empuñando el fusil justo cuando recibía un disparo en el campo de batalla.

En la imagen del fotógrafo Juan Guzmán, María Ginestá tiene 17 años y ni idea de lo que le faltaba por ver en ese ya fenecido siglo XX. Ni idea de los exilios que le esperaban, ni de la Segunda Guerra Mundial, ni de la dictadura que viviría España durante los siguientes 39 años. En una entrevista que le concedió en 2008 a la agencia EFE, decía: “Es una buena foto, refleja el sentimiento que teníamos en aquel momento. Había llegado el socialismo, los clientes del hotel se habían marchado. Había euforia. Nos aposentamos en el Colón, comíamos bien, como si la vida burguesa nos perteneciera y hubiéramos cambiado de categoría rápidamente”.

Había nacido el 29 de enero de 1919 en Toulouse, pero en 1930 sus padres se trasladaron a Barcelona donde comenzó a militar desde muy joven en el Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC). Fue herida en la Guerra Civil y tras el alto al fuego tuvo que refugiarse en Francia, la llegada de los nazis la obligaron a huir de nuevo y cruzó el Atlántico hasta tocar puerto en la República Dominicana. Y como los gobiernos militares también campeaban por Iberoamérica fue perseguida entonces por el dictador Rafael Leonidas Trujillo, de tal forma que en 1946 tuvo que embarcarse de nuevo a Europa. Murió en París este 6 de enero de 2014. La vida es sueño, un viaje y muchas historias, María Ginestá lo experimentó en carne propia.

Acerca del autor
Noé Pernía es periodista e investigador con amplia experiencia en medios de comunicación. Orientado hacia los proyectos audiovisuales y digitales, la difusión cultural y la docencia. Actualmente se desempeña como productor y corresponsal para Iberoamérica en España, Italia y El Vaticano.

Deja una respuesta

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies