info@yosoyvenezolano.com

Rafael Francisco Pérez, el venezolano que busca la felicidad en el arte

artista rafael-francisco-PerezCuando las luces de la oficina se apagaban, el padre del artista venezolano Rafael Francisco Pérez encendía la llama en los lienzos. Pinto por entretenimiento, admiró la capacidad que, desde joven, su hijo demostró para la creación y el diseño, transformando un material casi inútil en un juguete improvisado o una obra de arte amateur. Consciente de su talento, apostó por impulsarle y le dijo un principio que serviría para el resto de su vida: buscar la felicidad en lo que nos dediquemos.

Unas palabras que se tatuaron en su piel y le permitieron aferrarse a una carrera artística que le llevó exponer sus obras en distintos países del mundo, pero siempre manteniendo el ancla en Venezuela, su tierra natal. Aunque su madre le insistió en la importancia de contar con una carrera profesional, ni el título de Administrador ni los años encerrados en una oficina le ofrecieron la satisfacción personal que perseguía. Actualmente, ha roto todas sus cadenas y se ha mudado a México, donde sigue sumergido en la profundidad del arte, en donde, entre olas, busca un puerto común entre su felicidad y la de quienes admiran cada una de sus piezas.

Tu amor por el arte comenzó desde pequeño por el impulso de tu padre, ¿cuál es el recuerdo más presente que tienes de esos primeros pasos en este mundo?

Tengo recuerdos de cuando tenía seis o siete años. Mientras los otros niños jugaban con sus juguetes convencionales, yo lo hacía con cualquier cosa: latas, botes y pequeñas tapas. Desarrollaba pequeños artefactos, pinturas, dibujos y grabados. Mi padre disfrutaba mucho al verme crear, para él eran mis primeras obras de arte. Algunas, incluso, las conserva mi madre en casa.

¿Tu padre también se dedicaba al mundo artístico o, por el contrario, vio en ti dotes que sabía serías capaz de desarrollar con el tiempo?

Mi padre era un gran pintor, hacia lienzos increíbles en sus momentos de descanso, se dedicaba al arte como hobbie. Cuando regresaba de la oficina, él me veía como un creador de belleza. Me decía que podía hacer feliz a muchos con lo que desarrollara, me enseñó lo más importante: buscar la felicidad en lo que nos dediquemos. ¡Yo encontré la felicidad en el arte!

artista-venezolano-rafael-francisco-perez-2Aseguras que la espiritualidad es un aspecto clave en tu vida, pero ¿qué papel consideras que juega en tus obras?

El arte, ‘es saber transmitir en una pintura, en una escultura… algo de aquello que en el alma no muere (…) Una obra de arte testimonia la inmortalidad del alma’, según decía Chiara Lubich.

Partiendo de estas palabras, pienso que cuando alguien observa una de mis obras genera en su interior algo increíble: serenidad o paz. En muchos casos, trasmito felicidad a través de ellas o, por lo menos, eso sucede en mi cuerpo cuando las creo.

Toda expresión artística es una forma de comunicarse, ¿qué buscas transmitir a través de tus obras?

¡Toda obra de arte debe iniciar de un proceso inspirador e investigativo para que tenga sentido! Realizo piezas de combinaciones inusuales donde la poesía puede ser encerrada en un viejo objeto, como en un simple metal oxidado que, rehabilitado, habla sobre el pasado y el presente, de la nobleza de la vida humana e, incluso, en su más humilde sentido, de la espiritualidad y la esperanza de seguir vivo.

¿Son los mismos mensajes que querías dar en la emisora estudiantil que creaste en Venezuela?

Fue un gran recuerdo en la escuela. Fundamos una emisora estudiantil, mesclábamos muchos temas que trasmitíamos a nuestros compañeros en las horas en que salíamos al aire. Era una continua lucha el poder incentivar a mis compañeros a transmitir arte, esa era mi gran tarea: la difusión del arte en la emisora.

¿Por qué viajas a Italia en 2001 y qué inspiración encontraste para seguir desarrollando tu lado profesional?

Tuve la posibilidad de hacer una experiencia cultural–religiosa en una pequeña ciudad Loppiano, cerca de Florencia (cuna del arte). Esta experiencia cambió por completo mi forma de ver la vida. Para este momento, estudié y adopté el arte como estilo de vida en la Art Academy Leonardo da Vinci. Participé en diversas muestras y actividades con artistas plásticos reconocidos, como Born Lau Kwok-Hung, Roberto Cipollone (Ciro), Ave Cerquetti, Dina Figueiredo y Erika Ivacson, quienes luego fueron fuente de inspiración para muchas de mis obras.

Dos años después regresas a Venezuela para estudiar Administración y trabajar en el sector de la Planificación Estratégica, ¿qué recuerdos tienes de esa etapa de tu vida?

Mi madre me decía siempre que debía tener un empleo de verdad y me motiva a entrar a la universidad, experiencia totalmente aprovechada, pero no era esa felicidad la que debía buscar, como me lo enseñó mi padre.

Estuve en un trabajo monótono, entre juntas, números y finanzas para grandes organizaciones durante una década, muchas horas al día de felicidad destruida. El aspecto creativo fue sacrificado. Es un estado del arte de desconexión. Esto aumento mi deseo de crear y ver las cosas bellas.

¿Qué te impulsa a romper con la vida que habías construido en Venezuela y partir hacia México?

Mi familia emigra a México hace una década por los problemas sociales que atraviesa mi querida Venezuela, prácticamente quedaba solo, tomé la decisión por un tema emotivo y la necesidad de estar con los míos. Aún no rompo con la vida en mi querido país, estoy dos meses al año en él, creando esculturas para el mercado local; es algo que disfruto mucho porque me da tiempo de visitar sus maravillosos lugares turísticos: la Gran Sabana o Los Roques, son parada obligatoria cada año.

Quisiera regresar de por vida, pero no es el momento. Existe una descomposición social muy fuerte, la política es desgastante, la inseguridad se ha vuelto normal y cotidiana, se perdió el valor que se le debe dar a la vida humana. Creo que todo venezolano debe hacer su aporte para hacer que Venezuela mejore, ¡yo lo realizo a través del arte, creando mis esculturas!

¿Cuáles fueron los principales retos que tuviste que superar para entrar en la llamada vida del artista?

Los retos para vivir del arte son muchos, el principal es poder sustentarte con lo que creas, sin dejar a un lado la esencia de crear por pasión y que lo hago por la felicidad que genera en mí. Esto es algo que necesita dedicación y estoy dando una idea para un cambio y que así se pueda ver el mundo a través de mis obras.

¿Cuál es la aceptación que están teniendo tus obras en México?

La verdad, México es un gran país. Existe un mercado local increíble en el arte, les gusta mis piezas por lo moderno y conceptual que son mis obras. Pero solo en México, mis esculturas son aceptadas en varios países de los cinco continentes. Esto genera en mí una excitación increíble: saber que mis obras traen felicidad por todo el mundo.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

Para ser honesto: “vivo cada día como si fuera el último de ellos”.

Pero no quiero morirme aún (risas). Estoy trabajando en la creación de RafaelGen Art Foundation, ya en Octubre arrancaremos con un gran trabajo en Venezuela que se centrará en la formación y difusión del arte para niños y jóvenes de bajos recursos. La idea es fomentar el arte como salida hacia de crisis, lograr que adopten el arte como estilo de vida.

 

Acerca del autor
José A. Puglisi es periodista especializado en economía y periodismo de investigación. Con experiencia internacional, ha trabajado en medios especializados como Revista Dinero, diario Expansión y diario El Emprendedor, así como en otros medios de comunicación como Informe21, El Diario de Caracas y Revista Achtung!. Actualmente, se desempeña como corresponsal en Madrid de Informe21 y El Diario De Caracas, además de colaborar con otras publicaciones como Yo Soy Venezolano,

Deja una respuesta

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies