info@yosoyvenezolano.com
arepas en espa単a

DAVID DEIBIS… Belleza es Actitud

Se me brindó la magnífica oportunidad de entrevistar a un gran talento venezolano, como lo es el estilista David Deibis, grande entre los grandes, no solo por su profesionalidad si no sin duda por la humanidad y espiritualidad que desprenden sus palabras y que transmite día a día en todo lo que hace en su vida.

 

Venezolano original de Boconó, Estado Trujillo, donde vive hasta los 15 años, cuando se traslada a Caracas para realizar sus estudios universitarios en Publicidad y Mercadeo, en el Instituto Universitario de Nuevas Profesiones, recién inaugurado en ese momento en la Avenida Rómulo Gallegos.

Al graduarse se muda a Valencia por motivos personales, y es allí donde comienza su amor por la moda, haciendo muy buenos amigos relacionados con este mundo.

“Las cosas que han venido nunca las he pedido ni las he planificado”

Todo comienza en un desfile de modas en Valencia cuando conoce a Alejandro Fajardo (Diseñador de moda) y le convence de que tiene porte para poder ser modelo, es cuando David Deibis, con apenas 18-19 años entra en la moda de lleno. Aunque realmente David vive en este mundo de fantasía desde su nacimiento, ya que su madre fue Reina de Belleza en el concurso Señora del Mundo, representando a Venezuela en México, por lo tanto David crece con una imagen de la belleza venezolana en su propio hogar.

Después de esta época, regresa a Caracas y es cuando Luigi Ratino (propietario de una prestigiosa agencia de modelos y Padrino de la boda de Carlos Baute), le ofrece un trabajo como un booker para mover el talento femenino de su agencia. Trabaja con Luigi durante 5 años y es cuando en una navidad este le regala una maleta de maquillaje. David sorprendido no comprende el motivo de este regalo y piensa que es una bonita forma de despedirlo, pero por el contrario Luigi ve en él un gran potencial para hacer de David un gran maquillador, pero no uno convencional, la propuesta de Luigi va más allá y quiere que haga carrera como “Make Up Artist” (maquillador de estrellas).

En ese momento, la firma “VERSACE” viajaba a Venezuela en búsqueda de un maquillador para una nueva línea cosmética, y querían que este fuera venezolano, ya que las fotos tenían un look muy Miss Venezuela y algo ochentero.

“Yo no tenía la experiencia requerida, pero en ese momento les gustó mi presencia, mi postura, además de yo hablaba italiano… y gracias a esto y a Luigi, me fui con ellos a Milano durante 3 años, es allí donde comienza oficialmente mi carrera”.

Cuando Gianni Versace muere, su hermana Donatella Versace decide despedir a casi el 80% de los latinos que trabajaban en ese momento en la firma, y es cuando se traslada a París a trabajar con Chanel como Trainer para las Américas. Trabaja con esta firma unos 5 o 6 años hasta que por decisión propia decide dejar el trabajo.

“Un día me levanté de madrugada en el hotel de París, y al sentarme en la cama tuve que pensar durante unos minutos en dónde me encontraba. Sentí una gran nostalgia pensando en mi familia y en ese momento quería volver atrás, sentía que me iba a volver loco, no me gustó la sensación y lo dejé”.

“Soy frio para tomar decisiones, pero nunca me equivoco, se cuando las cosas deben terminar y sentí que ese era el momento”.

YSV: David, ¿En cuántos países has vivido?

DD: Viví 2 años en Panamá, 1 año en México, 3 años en Roma, 5 años viajando por todo el mundo con Chanel, 1 mes en la India en un retiro espiritual antes de venir a España, y aquí llevo ya año y medio viviendo.
Hoy en día reside en la ciudad de Madrid, trabajando en sus múltiples facetas y pasiones. Maquillador personal de Astrid Klisans (esposa del cantante Carlos Baute), profesor en el Instituto de Estilismo y Moda IDEM y desde hace muy poco cumpliendo un gran sueño, aperturando un espacio exclusivo para la belleza de las Novias en el Wedding&Events Center Spain.

YSV: ¿Cómo llegas a España?

DD: Estoy aquí por amor. Tengo una relación muy bella, mi esposo es hijo de gallegos y su familia había venido antes. Un 24 de diciembre se arrodilló ante mí, sacó el anillo de diamantes y me pidió que me casara con él, no tardé ni 1 minuto en decirle que sí. Ahora estoy aquí, tengo una familia nueva, una suegra que es como mi madre y una cuñada que es como mi propia hermana. Llegué sin planes laborales, pero soy muy positivo, no escuche nada sobre la crisis, sabía que algo bueno tenía que venir, y así fue… a los pocos días de pisar España encontré el trabajo con Dolce&Gabanna. Al tercer día de llegar me reuní con Franklin Rivero, manager de Carlos Baute, mi amigo desde hace más de 20 años, antes de que fuera cantante, cuando era modelo yo lo peinaba y maquillaba, de hecho para su primer disco fue yo quien le hizo el estilismo. En ese momento Franklin colocó en mis manos una nueva y valiosa pieza en mi carrera, la futura esposa de Baute, Astrid Klisans.

YSV: Sabemos que estás escribiendo un libro, cuéntanos algo sobre este…

DD: El libro que estoy escribiendo no tiene título todavía. Te adelanto que hay un capítulo donde van “Ellas”, las que son mis musas, lo titulé: Las mujeres de mi vida… Astrid entra en este capítulo, ya que es una de las mujeres de mi vida, en un año ya se ha convertido en una gran cómplice. Esas mujeres son 10, entre las que se encuentran Daniela Kosán, Camila Canabal y Jacqueline Aguilera. El libro está básicamente terminado, solo me queda una de las partes más importantes que es la fotografía y la ilustración, para lo cual debo ir a Venezuela. Van retratos a página completa de cara de esas mujeres de mi vida, páginas vintage de mi mamá cuando fue reina de belleza, etc… todas esas cosas que hacen la historia de David.
“Todas ellas hicieron de mi nombre una firma”

YSV: ¿Cuál es tu secreto?

DD: Creo que la clave es la complicidad, yo no veo el maquillaje como un mero trabajo, disfruto de él, de estar con mujeres bellas conversando. Si algo ha hecho mi nombre no es lo buen maquillador que sea, es lo que soy como persona, que confíen en ti como amigo, que te puedan comentar todas sus intimidades y que yo sea una tumba. Brindar belleza no es solo maquillar, consiste en conciliar, aconsejar, lograr que se relajen, que se sientan bonitas, brindarles el calor humano que las haga ser exitosas en ese momento.

YSV: Nicole Kidman, Alejandra Guzmán, Salma Hayek… ¿Cómo llegas a trabajar con todas ellas?

DD: A Nicole la maquillé en New York cuando formaba parte de la casa Chanel, con Salma Hayek se me dio la oportunidad estando de vacaciones en Los Ángeles, cuando fue imagen de UNICEF, posteriormente cuando trabajaba con Versace ella misma me pidió en una ocasión…

“También he sido maquillador de Miss Mundo y Miss Universo, las organizaciones me han pedido, Miss Venezuela nunca me pidió, es una espinita que llevo dentro y que algún día me gustaría llevarla a cabo, Miss Venezuela es una leyenda a nivel mundial”.

“Las venezolanas quizás no son las mujeres más bellas del mundo, aunque incluso aparecen en el libro Guinness, pero si son las mujeres con más actitud del mundo, y esto es lo que las ha hecho triunfadoras. Belleza es actitud”.

YSV: Has trabajado mucho con la Revista HOLA, una institución aquí en España. ¿Cómo llegas ahí?

DD: Si, he hecho algunas portadas de HOLA, es cierto. Esa ventana a HOLA comenzó en un casting de maquillistas, en donde la Estilista de moda Cristina Eyes, dio el sí, para que yo hiciera la boda civil de Carlos Baute en Letonia. De allí vienen mis publicaciones de otros trabajos como Porcelanosa, Pronovias, incluso la famosa boda de Carlos Baute…

YSV: ¿Crees en las tendencias?

DD: No, creo que la moda viene y va, la moda se va reinventando porque toda la moda ya está hecha, retoman pero con los cortes de ahora.

YSV: En tu caso… ¿Cómo vive David la moda en sí mismo?

DD: Yo creo que tu estilo es tu personalidad. Juego conmigo mismo, soy ecléptico, pero siempre acorde a donde voy, eso es lo divertido de la moda, tú puedes hacer de tu vida un personaje, eso es lo que me gusta. Eso sí, siempre con un estilo propio.

YSV: En cuanto a tu adaptación a España.. ¿Cómo fue?

DD: Te confieso que soy un enamorado de España incluso más que los propios españoles, me encantan sus barrotes, la arquitectura, me encanta esta ciudad. (Madrid).

YSV: ¿Y qué diferencia pudiste ver en la gente?

DD: Me acostumbré a que el tono no es la sensibilidad de ellos, es simplemente un tono y sé que porque hablen más fuerte no me están regañando. Hasta en Venezuela vemos cambios de una ciudad a otra, aquí ocurre lo mismo. Al final me acostumbré pero siempre teniendo claro que debo conservar mi propia esencia. Ese fue un consejo que me dio un amigo al España: “Nunca emules a los españoles, lo que te hace atractivo a ellos es justo esa diferencia, que eres latino, en el momento que empieces a ser español, empezarás a ser uno más”.

YSV: ¿Qué consejo le dejarías a los venezolanos que están llegando a España o que ya viven aquí?

DD: Se que sentirse emigrante es difícil, pero no debemos dejar de soñar, y soñar en grande. No me gusta la gente que sueña chiquito. Quiero trasmitirles que si se puede, si podemos hacernos aquí un nombre y trabajar a la par de los españoles. Hay caminos para todos, pero hay que tener el objetivo claro y nunca dejar de soñar…

Así que señores… empecemos a escribir nuestro futuro en base a esos grandes sueños…”

Acerca del autor
Sonsoles García-Rendueles Soy la muestra de la mezcla de culturas y la aceptación fresca y libre de la diversidad de costumbres… Mamá 2.0, publicista, comunicadora, viajera, social media addict y blogger…

Deja una respuesta

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies